NOTICIAS

Sol Bassa le pone color e historias al rock y el blues tradicional con «Océano rojo»

Sol Bassa Me apasiona estar en contacto con otros charlar y observar personalidades Foto Camila Godoy
Sol Bassa: «Me apasiona estar en contacto con otros, charlar y observar personalidades.» / Foto: Camila Godoy

La guitarrista, cantante y compositora Sol Bassa, una de las figuras más destacadas surgidas de la escena del tradicional rock y blues, cierra una suerte de “trilogía en colores” con la publicación de “Océano rojo”, su nuevo disco de estudio que desde lo conceptual dialoga con “Errores coleccionables” de 2020 y “La última luz de la ciudad” de 2021.

“El disco forma parte de una tríada en colores que nació sin saberlo en plena pandemia, cuando salió `Errores coleccionables”, que tenía el arte de tapa en amarillo. Yo vengo de una escena alternativa y me pregunto todo el tiempo cómo puedo defender mis discos, y más en una situación así de pandemia, así que empecé a utilizar las redes sociales como herramienta y los colores para construir constelaciones con mi obra”, dijo la artista en diálogo con Télam.

Quiero dejar mucha obra y con mi equipo de trabajo me preocupo por ello asegura Bassa Foto Camila Godoy
«Quiero dejar mucha obra y, con mi equipo de trabajo, me preocupo por ello.», asegura Bassa / Foto: Camila Godoy

Lo cierto es que al año siguiente hubo un registro en vivo titulado “La última luz de la ciudad” que tuvo al naranja como su color rector, por lo que con las ideas ya más claras hubo una intencionalidad de apuntar al rojo para este nuevo trabajo, que será presentado formalmente el próximo sábado 17 de septiembre en el Centro Cultural Richards, del barrio porteño de Palermo.

Pero más allá de la cuestión cromática, Bassa viene llamando la atención de los amantes del rock desde hace varios años con un estilo que podría tener en Argentina a Pappo como su gran referente; y en este caso en particular, da un paso más al poner el énfasis en la estructura cancionera de sus creaciones y en el aspecto lírico, en un viaje que la llevó desde el carácter instrumental de su primer trabajo “Dedos negros”, de 2016, hasta este presente de contar historias.

Sugerimos al pblico que vengan con algo rojo para que haya un concepto esttico Va a haber visuales Foto Camila Godoy
«Sugerimos al público que vengan con algo rojo para que haya un concepto estético.» Va a haber visuales./ Foto: Camila Godoy

En definitiva, la artista que asombró desde los inicios como una heroína de la guitarra, si bien no abandonó del todo ese carácter, ahora amplía sus intereses a la lírica, en el proceso de construir un corpus conceptual con su obra.

Todo eso podrá apreciarse en vivo en la presentación del próximo sábado que antecederá a la recorrida que realizará por todo el país, con fechas aseguradas el 24 de septiembre en Casa Unclan, de La Plata; el 14, 15 y 16 de octubre en Bar Social de Villa General Belgrano, Casa Babylon de Córdoba capital y el Centro Cultural Ojo de Barro de Río Cuarto, respectivamente; para luego seguir viaje en noviembre por La Pampa.

«Siempre trato de elevar la vara, quiero que en cada disco la vara esté más alta, en el audio, en las composiciones, en todo. Y lo digo con humildad, pero con “Océano rojo” pasa eso. Hay una mejor calidad de canción, hay más desarrollo.»Sol Bassa

En una charla con esta agencia, Bassa se refirió a su nuevo disco grabado en los estudios Ion por Mariano Manza Esaín y al enfoque conceptual que busca darle a su recorrido artístico.

Télam: ¿Cómo surgió la idea de hacer esta trilogía de colores? ¿Fue premeditado o se fue dando?

Sol Bassa: Cuando saqué “Errores coleccionables”, para el que pensamos en el color amarillo, no sabía que iba a sacar un disco por año y que iba a construir todo ese universo de la obra. Me apasiona construir constelaciones, así lo llamo. Y con “Océano rojo” nos dimos cuenta de que vinculamos otras áreas artísticas, como la fotografía, la ilustración, el vestuario. Cada vez queremos agrandar más ese universo y me encantaría a futuro vincular otros campos que no tengan que ver con la música, como la ciencia.

T: Resulta paradójico este cruce con otras disciplinas para el rock y el blues tradicional, cuando tal vez es algo más propio del glam o del pop.

SB: Puede ser, pero si escuchás “Océano rojo” hay una inclinación a un mundo más de rock. Sigue el ADN del blues porteño, pero en lo sonoro hay algo muy alternativo, muy canción. Me apasiona tocar rocanrol, blues, pop de autora, y muchos campos sobre los que tal vez no hay una estética conceptual, entonces ¿por qué no empezar a abordarlo? Igualmente, veo las tapas de Pappo´s Blues o de Pescado Rabioso y ahí hay un arte conceptual increíble.

T: Llegaste a este disco en medio de diversos reconocimientos, como las nominaciones a los Gardel 2021 en una terna junto a Fito Páez y Ciro Martínez. ¿Lo encaraste con naturalidad como cualquier otro disco o fue una presión extra?

SB: Siempre trato de elevar la vara, quiero que en cada disco la vara esté más alta, en el audio, en las composiciones, en todo. Y lo digo con humildad, pero con “Océano rojo” pasa eso. Hay una mejor calidad de canción, hay más desarrollo. De hecho, cuando recibí un premio del Fondo Nacional de las Artes, utilicé ese dinero para darme el gusto de grabar en Ion y con Manza, que era algo que quería. Eso es parte de subir la vara.

T: Hay una mayor atención a las letras de tu parte en estos últimos discos y en “Océano rojo” aparecen muchas historias o personajes urbanos. ¿Cómo vas desarrollando esa faceta?

SB: Es parte de un trabajo de campo que hago. Me apasiona estar en contacto con otros, charlar y observar personalidades. Voy por el barrio captando historias. No me doy cuenta pero sigo trabajando (risas). También es parte de mi identidad artística. Yo empecé con un disco instrumental y en mis shows todavía hay espacio para eso, pero me di cuenta de que me apasiona mucho la palabra, la escritura de canciones.

T: ¿Es más difícil ser independiente en estos tiempos en los que el rock y el blues no ocupan los primeros planos?

SB: A mí me da mucha curiosidad la gestión de mi proyecto. Quiero dejar mucha obra y, con mi equipo de trabajo, me preocupo por ello. Es una música exótica hoy en día pero me siento feliz porque hay un crecimiento orgánico y eso es un triunfo. Soy bastante esperanzada, aunque reflexiono y me cuestiono. A veces siento que esto es parte de mi identidad. Pero me gusta hacer música que no está de moda y que haya otras músicas.

T: ¿Cómo preparás la presentación en vivo?

SB: Voy a estar con banda completa para poder reproducir bien todo lo que suena en el disco e, incluso, va a estar Manza abriendo el show. Sugerimos al público que vengan con algo rojo para que haya un concepto estético. Va a haber visuales. Queremos que de a poco los conciertos en vivo sean una experiencia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: