Espectáculos

Putin negó que Rusia esté usando la energía como un arma contra Europa

Ucrania, a favor del envío de cascos azules a la central nuclear de Zaporiyia

Ucrania se mostró este miércoles a favor del envío de un contingente de paz a la central nuclear de Zaporiyia, en respuesta al informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), sobre el cual Rusia pidió aclaraciones, tras asegurar que no guarda equipamiento militar en la instalación.

«Desplegar el contingente de mantenimiento de paz y sacar a los militares rusos puede ser uno de los medios para crear la zona de seguridad en la central nuclear de Zaporiyia», declaró a la televisión el jefe del operador ucraniano Energoatom, Petro Kotin, citado por la agencia Interfax-Ucrania.

Las declaraciones llegan un día después de que se conociera el informe del OIEA sobre su visita a Zaporiyia, la planta más grande de Europa, ocupada por Rusia desde marzo y blanco de ataques de los que rusos y ucranianos se acusan mutuamente.

Para el OIEA, la situación es «insostenible» debido a los bombardeos y se debe crear una zona de seguridad para evitar un accidente nuclear.

En ese sentido, el jefe interino de Zaporiyia, Oleg Korikov, advirtió que un accidente en la central nuclear amenaza no solo a Ucrania sino también a los países vecinos, informó la agencia de noticias AFP.

«Potencialmente podemos enfrentar una falta de diésel que puede provocar un accidente que dañe el núcleo del reactor y, en consecuencia, libere productos radiactivos al ambiente», advirtió Korikov en una conferencia de prensa en línea.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, pidió al OIEA aclaraciones sobre su informe del martes donde dice que «es necesario retirar el material militar del territorio de la central» porque, aseguró, «no hay ningún equipamiento militar» en el lugar.

El equipo militar ruso «que garantiza la lucha contra bombardeos no se encuentra en la planta» sino bastante lejos del perímetro de la central.

Al hablar en el Foro Económico Oriental, que delibera en la ciudad rusa de Vladivostok, Putin también rechazó las acusaciones de que Rusia estaba bombardeando la planta.

«Nuestros militares están allí, ¿estamos disparando contra los nuestros?», dijo el jefe del Kremlin y acusó a Ucrania de ser quien amenaza la seguridad nuclear con sus ataques a la central.

«Allí se encuentran las metrallas de (los sistemas antimisiles) HIMARS y otras municiones. ¿Esto crea una amenaza o no? ¡Por supuesto, crea!», dijo Putin.

Además, si bien admitió que «sin duda confía» en el OIEA, apuntó que el organismo «se encuentran bajo la presión de los países donde trabajan, incluido Estados Unidos, los países europeos, y no pueden decir directamente que los bombardeos se realizan desde el territorio ucraniano», informó la agencia de noticias Sputnik.

La central de Zaporiyia recibió la semana pasada la visita de 14 expertos del OIEA, dos de los cuales se quedarán allí de forma permanente para tratar de garantizar la seguridad de la instalación.

El lunes, el último reactor en funcionamiento fue desconectado de la red de energía ucraniana, a causa de un incendio causado por un bombardeo. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: