NOTICIAS

Noruega y Rusia resolvieron su diferendo por el bloqueo al archipiélago ártico de Svalbard

Un buque prximo al puerto de Longyearbyen la capital de Svalbard
Un buque próximo al puerto de Longyearbyen, la capital de Svalbard.

La cancillería noruega anunció este miércoles una «solución» para la disputa ocasionada por el bloqueo al transporte de mercancías hacia un asentamiento ruso en el archipiélago ártico de Svalbard, realizada en el marco de las sanciones por la guerra en Ucrania y una semana después de que Moscú acusara al país nórdico de violar un tratado centenario sobre esas islas.

Los contenedores con mercancías rusas, que estaban bloqueados en la frontera fueron trasladados utilizando naves noruegas hacia el puerto de Tromso y actualmente están de camino hacia el archipiélago de Svalbard, indicó el ministerio, en un comunicado citado por la agencia de noticias AFP.

El Kremlin aceptó la propuesta para resolver la disputa, anunció Oslo. «Es positivo que se haya encontrado una solución para este asunto», comentó una de sus portavoces. «Nunca tuvimos la intención de bloquear un cargamento […] y es importante subrayar que estas soluciones existían desde el principio», agregó.

A mediados de junio se produjeron tensiones entre ambos países luego que Noruega interrumpió el tránsito por su territorio de bienes destinados a los ciudadanos rusos del asentamiento de Barentsburg, en las islas Svalbard, por las sanciones europeas contra Rusia a causa de la invasión a Ucrania.

Las sanciones «prohíben la entrada de compañías rusas de transporte de mercancías en el territorio noruego», había declarado la ministra de Relaciones Exteriores, Anniken Huitfeldt, considerando que su país estaba respetando un tratado específico en Svalbard, que lleva en vigor desde hace un siglo.

Esta decisión causó un gran enfado en Rusia, cuyo Gobierno pidió a Noruega que solucionara «lo antes posible» la cuestión, y mencionando la posibilidad de tomar «medidas de represalia».

Las islas del Ártico

El archipiélago de Svalbard, situado a un millar de kilómetros del Polo Norte y a dos mil de Oslo, la capital noruega, está regido por un tratado atípico que data de 1920.

Este reconoce la soberanía de Noruega, pero garantiza también que los ciudadanos de los Estados firmantes (46 en la actualidad, incluida Rusia) tengan libertad para explotar los recursos naturales que haya en el mismo «con una relación de perfecta igualdad».

Noruega, que no forma parte de la Unión Europea (UE), se sumó a la mayoría de las sanciones impuestas por Bruselas a Rusia y envió ayuda económica al Gobierno ucraniano, al igual que el resto de sus vecinos escandinavos, y también armamentos

El país nórdico, que ya entregó a Ucrania 22 obuses autopropulsados M109 con repuestos y municiones, 100 sistemas de defensa aérea Mistral y varios miles de lanzagranadas antitanque M72, anunció hoy que suministrará a Kiev tres lanzacohetes múltiples MLRS y 5.000 municiones.

En Svalbard está el Banco Mundial de Semillas, un almacén subterráneo con semillas de miles de plantas de cultivo de todo el mundo, guardado para la posteridad. A ese mismo lugar llegó semanas atrás un libro enviado por el papa Francisco.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: