Espectáculos

Estrenó la segunda parte de «No fue mi culpa», serie unitaria sobre violencia de género

No fue mi culpa es una serie que recoge historias unitarias inspiradas en casos reales de Latinoamrica atravesados por la temtica de la violencia de gnero
«No fue mi culpa» es una serie que recoge historias unitarias inspiradas en casos reales de Latinoamérica atravesados por la temática de la violencia de género

«No fue mi culpa», serie dramática de antología que recoge historias unitarias inspiradas en casos reales de Latinoamérica atravesados por la temática de la violencia de género, estrenó el miércoles en la plataforma de streaming Star+ su segunda parte producida en Colombia tras el lanzamiento en septiembre pasado de su primera entrega situada en México y de cara a su temporada final, que tendrá lugar en Brasil.

A lo largo de sus diez capítulos de 45 minutos cada uno, la tira narra con una postura de denuncia social un caso distinto mientras entrelaza un relato general que funciona como hilo conductor y que gira alrededor de Ángela Iregui (Marcela Mar), una abogada determinada y tenaz que se ve involucrada de distintas maneras con cada episodio.

Mujeres de distintas edades, clases sociales y lugares de origen protagonizan entonces una producción que busca representar la forma en que las distintas formas que adopta la violencia machista se expresan bajo un mismo tejido patriarcal y en un gran abanico de contextos y situaciones.

Junto a Marcela Mar, la entrega dirigida por Felipe Cano y María Cecilia con guión de Ana María Parra también cuenta con papeles principales a cargo de Martina García y Rashed Estefenn, junto a un elenco femenino integrado por Nicole Santamaría, María Cecilia Sánchez e Indhira Rosa Serrano.

Cristal Aparicio, Ana Jaraba, Jenny Gómez, Rami Herrera y Priscilla Gómez completan el listado de intérpretes de esta segunda tanda de episodios de «No fue mi culpa».

Su primera entrega, de producción mexicana, repetía su formato y tenía a Paulina Gaitán como la actriz protagónica que hilvanaba los relatos de cada capítulo en el papel de Mariana, una mujer que debe investigar la misteriosa desaparición y muerte de su hermana menor, Lili (Giovanna Utrilla).

Durante esa difícil experiencia, Mariana descubrirá que su entrañable hermana y compañera de vida no sólo es parte de las terribles estadísticas sobre homicidios motivados por violencia de género que se extienden sobre México, sino que también ocultaba una importante herencia que le permite transformarse en una ayuda para otras víctimas del machismo.

En ese sentido, la primera temporada de «No fue mi culpa» reflejaba la dramática situación que el país norteamericano experimenta en ese sentido, con cifras que llegaron a los 385 femicidios registrados en los primeros cinco meses del 2022 y a un total de 978 durante el 2021, según informaron las autoridades gubernamentales mexicanas.

Rebeca Manríquez, Paloma Alvarado, Regina Alcalá, Leidi Gutiérrez, Esmeralda Pimentel, Lisa Owen, Andrea Chaparro y Luz María Zetina son las actrices que integraron el elenco de esa predecesora entrega.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: