De Acá

Con una inversión de $21.700 millones, Capitanich y Guerrera presentaron el Programa de Modernización del Transporte

En el Centro de Convenciones Gala, el gobernador Jorge Capitanich, junto al ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, presentó el Programa de Modernización del Transporte en la provincia, con una inversión total de $21.700 millones y dos grandes ejes: por un lado, la modernización del sistema de transporte público de pasajeros, y por otro lado el desarrollo logístico y del transporte de cargas.

Acompañaron la presentación el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons; el subsecretario de Transporte de la Provincia, Tomás Yazlle; Martín Marinucci, de Trenes Argentinos Operaciones e Infraestructura; Daniel Vispo, presidente Trenes Argentinos Cargas; Carlos Lugones, presidente del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA); José Luis Carballo, jefe de la Oficina de Gestión de Proyectos de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA); y Juan Escudero, director Nacional de Cargas del Ministerio de Transporte; además de funcionarios de la provincia, diputados y diputadas provinciales y nacionales, e intendentes.

El gobernador Capitanich y el ministro Guerrera firmaron en la ocasión varios convenios: el primero de ellos, para la construcción de las terminales de ómnibus en Villa Río Bermejito (187 millones de pesos) y Colonia Elisa (150 millones de pesos); otros para obras de acondicionamiento en el Riacho de Barranqueras, y para implementar el Programa de Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) por infraestructura tecnológica en esa terminal fluvial y en el Puerto las Palmas.

Asimismo, se rubricó un acta acuerdo para implementar la tarjeta SUBE con la empresa de transporte de pasajeros Bermejo que presta el servicio entre Resistencia, Colonia Benítez y Margarita Belén; y el restante acuerdo fue para la implementación de 50 Paradas Seguras y 10 Centros de Trasbordo de pasajeros por 150 millones de pesos.

“Los sueños que teníamos en 2007 están muy cerca de concretarse”, dijo Capitanich al cerrar la serie de discursos y anuncios junto a autoridades nacionales, y repasando la serie de obras en infraestructura que sirvieron, desde aquella primera gestión, para mejorar las condiciones del transporte en sus distintas modalidades en la provincia.

El gobernador subrayó el “gran impacto de los beneficios (que tendrá el programa presentado), por la cantidad de usuarios en los distintos sistemas, y por el impacto que generará en el empleo y en nuevas inversiones para el desarrollo de la provincia”.

“Las provincias del Norte queremos más comunicación transversal y los mecanismos de rediseño del sistema de navegación porque la logística integrada en el país es excesivamente centralista y todo tiene que converger a Buenos Aires. Necesitamos construir federalismo en el sistema de transporte para que las comunicaciones puedan ser transversales y eso también potencie el vínculo y el desarrollo de nuestras provincias”, planteó el mandatario al destacar el proyecto de modernización para el Aeropuerto Internacional de Resistencia, una de las inversiones contempladas en el programa presentado.

Recordó, en ese orden, que las provincias del Norte Grande están trabajando en el Plan Estratégico Integral del Corredor Bioceánico. “Queremos que todos los programas de financiamiento internacional destinen una cuota parte a obras en las 10 provincias para corregir asimetrías estructurales. Eso nos permitirá fortalecer el Corredor Bioceánico Norte con un sistema de comunicación transversal”, indicó.

En cuanto al transporte de pasajeros en colectivos, y a la universalización de la tarjeta SUBE incorporando al único servicio interurbano que restaba (Resistencia, Colonia Benítez y Margarita Belén), Capitanich enfatizó que “todos los usuarios tendrán la tarjeta con los atributos sociales, lo que permite una reducción en el precio final del boleto”.

“En 2023, Chaco pretende tener dos puertos competitivos, el de Barranqueras y el de Las Palmas; un aeropuerto internacional de Resistencia modernizado, y a su vez hacer las inversiones complementarias para el aeropuerto de Sáenz Peña, porque es una de las demandas que siempre quedan en el olvido”, sostuvo Capitanich, sumando a ese enunciado las obras de infraestructura en rutas y la recuperación de la infraestructura ferroviaria para mejorar los servicios de cargas y de pasajeros, materializando así la “logística integrada” que es el objetivo de fondo.

“Todo lo que estamos haciendo hoy lo teníamos en mente en 2007. Lo que pasa es que no todos los gobiernos nacionales tienen estas mismas ideas y tampoco asignan la misma cantidad de recursos”, sostuvo y agregó como cierre: “En 2007, el Puerto de Las Palmas era un sueño, no había trenes que circulasen en óptimas condiciones y el sistema ferroviario tenía vías absolutamente destruidas. Tampoco el aeropuerto internacional tenía siquiera el acceso de pavimento. Lo que observamos hoy es que progresivamente fuimos desarrollando nuestros sueños, por etapas. Sabemos lo que nos falta, aceptamos las críticas objetivas que tenemos. Pero hoy en este acto, podemos decir que aquellos sueños están muy cerca de hacerse realidad”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: