Espectáculos

Bon Jovi y su increible historia detrás de ‘Livin’ on a Prayer’

La década de los 80 fue la culminación de la catapulta que ascendió a Bon Jovi desde sus humildes raíces de Nueva Jersey a una de las bandas de rock más importantes de la música. En 1984, lanzaron su debut y lo siguió un año después con 7800° Fahrenheit . Si bien ambos álbumes fueron superventas, fue Slippery When Wet el que transformó a la banda en superestrellas globales. Lanzado en 1986, el álbum sigue siendo el más vendido de Bon Jovi. Cuenta con tres canciones que gobernaron el final de la década: Wanted Dead or Alive, You Give Love a Bad Name y, por supuesto, Livin ‘On A Prayer.

Todo un himno motivador para la clase trabajadora, Livin ‘On A Prayer capturó las dificultades económicas de la época. Contaba la historia de una pareja ficticia, la de Tommy y Gina, que intentan aferrarse a su fe mientras luchan por llegar a fin de mes. Si bien la canción se ha vuelto omnipresente en festivales, noches de karaoke, bares y estadios de todo el mundo durante décadas, inicialmente la crítica se cebó con ella.

La pareja de la canción se relaciona con los fans de la clase trabajadora con los que Bon Jovi tocaba. Tommy trabaja en los muelles, mientras que Gina trabaja en un restaurante. Los personajes se basaron en una situación de la vida real que el compositor Desmond Child encontró a finales de los 70 con su entonces novia, con quien vivía.

Desmond Child tiene suficientes hits para llenar una máquina de discos, varias veces. El compositor ganador de un Grammy ha escrito grandes hits de Cher, Aerosmith, Christina Aguilera o Ricky Martin, que han acumulado miles de millones de reproducciones. Él mismo explica el origen del tema de la banda de nueva Jersey: «Es la historia de Tommy y Gina, una pareja en apuros que se mantienen en pie colgando de un hilo de esperanza. Creo que cada uno de nosotros aportó un poco de nuestra propia historia a la canción», dice en unas declaraciones recogidas por la revista People.

«En mi caso, estaba pensando en los primeros años de hambre en Nueva York a finales de la década de 1970 con mi novia, María Vidal, quien trabajaba como camarera cantante en un local. Hoy, Livin ‘on a Prayer se ha convertido en el himno de esperanza número uno de todos los tiempos, y la canción número uno que se toca en clubes de striptease y bares al final de la noche para que la gente se ponga de pie y salga por la puerta», cuenta el compositor. «De hecho, una vez recibimos una carta de un tipo que había decidido terminar con su vida y se había detenido en un puente dejando el auto todavía en marcha. Mientras se preparaba para saltar, Livin ‘on a Prayer, su canción favorita, sonó en la radio, así que decidió volver a escucharla por última vez. Para cuando la modulación hizo efecto en el último coro, se dirigió a casa. ¡Así que Bon Jovi realmente ha salvado una vida!», comentaba orgulloso.

El tema es todo un canto al optimismo. De hecho, alienta a Tommy a mantenerse fuerte en medio de la adversidad, incluso si no saben a dónde lleva el camino en última instancia. El hecho de que se tengan unos a otros como apoyo mutuo es más importante que su falta de dinero. Y Gina tiene la esperanza de que los dos, juntos, lo lograrán. De hecho, las cosas se han puesto tan mal que se ve obligado a empeñar su amada guitarra. Pero aún así, desempeña el papel de quien mantiene esta relación unida con la esperanza de un futuro más amable.

Bruce Springsteen ya le cantaba al desempleo y a la precariedad en sus letras, en las que plasmaba la difícil situación de los vecinos de Nueva Jersey. «Tommy solía trabajar en los muelles», canta Jon Bon Jovi al inicio del tema, y su voz suena perfectamente desesperada mientras relata la historia de dos amantes que apenas logran sobrevivir. Se pueden leer entre líneas que las fábricas están cerrando y que los trabajos se están yendo fuera de la ciudad. Una huelga sindical lo ha dejado sin trabajo, por lo que Gina hace largos turnos en el restaurante para llegar a fin de mes. Ambos se preocupan y se consuelan mutuamente, incluso cuando sus sueños se alejan cada vez más. «Pero nos tenemos el uno al otro, y eso es mucho». Es suficiente para imaginar a la pareja disfrutando de una vida modestamente feliz en algún lugar de Estados Unidos.

El escritor Glenn O’Brien llamó a Bon Jovi «juglar de la clase trabajadora», y no se equivocana. Livin ‘on a Prayer examina los males de la clase trabajadora sin la visión que Springsteen en The River o el contexto histórico que Bob Dylan con Ballad of Hollis Brown. En cambio, Bon Jovi se apoya el exceso musical, en los adornos de los años 80 para criticar la política de la época. Jon Bon Jovi, declarado abiertamente demócrata, declaró en ese momento que Livin ‘on a Prayer se inspiró en los efectos destructivos que la economía de Reagan tuvo en los pueblos pequeños de Estados Unidos, aniquilando empleos y negocios. Pasaría los siguientes 30 años interpretando la canción en mítines para casi todos los candidatos presidenciales demócratas, incluidos Al Gore y ambos Clinton.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: